• Menu
  • Menu
Piso de madera en el baño

¿Es posible tener un piso de madera en el baño?


Muchas personas que tienen pisos de madera se preguntan si es buena idea mantener la misma estética en el baño. A pesar de que los suelos de madera tienen fama de ser muy delicados, son perfectamente compatibles para su uso en el suelo del baño y mucho más resistentes de lo que te piensas. Si haces una buena elección del material y prestas atención en la correcta instalación y posterior mantenimiento, un suelo de madera puede permanecer en perfecto estado durante muchos años.

La madera es un material que tiene muchos tipos de composiciones y sistemas que se adaptan a cualquier ambiente. Además, la madera es uno de los materiales más acogedores, modernos, elegantes y preferidos de todo el mercado. Los hay de todos los colores y para todo tipo de gustos. En esta web puedes informarte sobre las diferentes calidades y modelos de madera.

Descubre cómo tener un piso de madera en el baño, evitando la humedad

La madera es conocida como uno de los materiales que más ha contribuido en el sector de la construcción y que más propiedades y ventajas ofrece. Por eso te damos ciertos consejos tanto para la elección del tipo de madera para tu baño, como algunas acciones posteriores que te ayudarán a mantenerlo en perfecto estado:

  • 1. Grosor de la madera

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir el piso de madera idóneo para tu baño es saber seleccionar el tipo de madera y el grosor. En primer lugar, es aconsejable elegir un tipo lama de grosor superior a los 22 milímetros.

  1. Tipo de madera

En cuanto al tipo de madera, las maderas de origen tropical aguantan mejor los espacios húmedos, ya que por naturaleza tienen esas propiedades en su cubierta porosa. Algunos de los tipos de madera tropicales más utilizados son el bambú, la teca, el iroko o el ipe. Estas maderas que proceden de climas húmedos responden muy bien en exteriores y a condiciones ambientales húmedas. En este sentido, es conveniente que la madera se encuentre recubierta por una capa que evite el contacto directo con la humedad del ambiente.

  1. Instalación del piso

Respecto a la instalación del piso, hay que darle mucha importancia al sellado de las juntas para evitar problemas de filtraciones de agua y que la madera se dilate y tenga un aspecto deforme. Es conveniente sellar muy bien todos los huecos de las tablas, así como las zonas próximas a la ducha, el lavabo y el inodoro.

  1. Posterior mantenimiento

En realidad los pisos de madera no requieren tanto mantenimiento como se suele pensar. El tipo de limpieza del suelo es muy diferente según el tipo del piso que instales y conocer bien las características de dicho suelo será fundamental para mantenerlo en perfecto estado durante muchos años. Las maderas naturales conviene limpiarlas en seco y utilizar cada cierto tiempo un producto especial para su tratado. Sin embargo, los suelos de gres son más resistentes y se suelen limpiar con agua y productos convencionales. Además, para preservar la madera hay muchos métodos, como el uso de productos para evitar hongos, que pueden ser jabones específicos o abrillantadores.

En cualquier caso, lo mejor es contactar con un profesional que te asesore en todo momento, ya que las ceras con silicona y algunos productos pueden dañar tu suelo y deterioran su capa protectora.

¿Te animas a poner un piso de madera en tu baño?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *